Entrevista al Dr. Miguel Ángel Teus. Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares

Journal of Glaucoma publica un estudio del Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares sobre el uso de Ologen MC en la trabeculectomía y la facotrabeculectomía

El pasado mes de enero, la revista Journal of Glaucoma publicaba los resultados de un estudio realizado por especialistas del Departamento de Oftalmología del Hospital Universitario Príncipe de Asturias de Alaclá de Henares (Madrid) y la Facultad de Medicina de la Universidad de Alcalá.

En el estudio se analizó el impacto en la eficacia de la trabeculectomía tanto en cirugía combinada de glaucoma y catarata (facotrabeculectomía) como aislada al utilizar un implante de colágeno (Ologen MC) y bajas dosis de mitomicina C. El seguimiento de los pacientes se prolongó hasta dos años.

“La trabeculectomía”, comenta el doctor Miguel Ángel Teus, uno de los investigadores que firman el artículo, “es la técnica quirúrgica gold standard para reducir la presión intraocular (PIO) en el tratamiento del glaucoma. Lo que hemos hecho ha sido comparar los resultados de las técnicas clásicas de trabeculectomía y facotrabeculectomía, en las que habitualmente se utilizan altas dosis de mitomicina C, con otro procedimiento, en el que se utilizan bajas dosis de mitocina C y un implante de colágeno (Ologen MC)”.
En el grupo de control se incluyeron 29 ojos, de los que se practicó una trabeculectomía a 12 ellos y una facotrabeculectomía a los 17 restantes.
El grupo de estudio incluyó el mismo número de ojos, habiendo practicado a 14 de ellos una trabeculectomía y una facotrabeculectomía a 15. En todos ellos se utilizó la misma técnica quirúrgica.
“Los resultados a medio y largo plazo muestran que, especialmente en la cirugía combinada de glaucoma y catarata el uso de Ologen MC y mitomicina a baja dosis mejora la eficacia hipotensora de la intervención.

También sucede ésto en el grupo de trabeculectomía, pero no de una manera tan significativa. Probablemente, en este último caso, si el número de pacientes incluidos en el estudio hubiese sido mayor, los resultados habrían sido también significativos.
En último término, los resultados obtenidos tienen sentido, ya que el problema de la cirugía combinada es que se genera un proceso de cicatrización por la inflamación propia de la cirugía de catarata que acaba afectando a la cirugía filtrante, mientras que en la trabeculectomía aislada, al haber menor inflamación intraocular, es más fácil que se mantenga la filtración activa. El implante de Ologen MC favorece que no se produzca la cicatrización en el espacio subconjuntival y que, por tanto, la PIO se mantenga en valores adecuados durante más tiempo”.

tabla entrevista miguel angel teus

La conclusión fundamental del estudio, señala el doctor Teus, “es que el implante de Ologen CM puede ser considerado como un buen adyuvante de la mitomicina C en la cirugía combinada (facotrabeculectomía) para mantener a largo plazo la reducción de la PIO deseada”.
Hay que señalar, finalmente, que la utilización del implante de Ologen MC no necesita modificar la técnica quirúrgica

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.